MÁS RECURSOS PARA LOS CENTROS CON MENOR FRACASO Y MAYOR AHORRO

La Conselleria de Educación premiará a los centros que consigan reducir el fracaso escolar y a los que más ahorren. La fórmula es sencilla. Firmarán un convenio en el que se fijarán unos objetivos. Si los consiguen, se les asignarán unos recursos. Estos ‘contratos-programa’, como se han denominado, se pondrá en marcha tanto en centros públicos como en concertados. Así lo anunció ayer el conseller del departamento, José Císcar, quien detalló que fueron los propios directores de los centros quienes lanzaron esta propuesta, que supone un «estímulo».
La fórmula de recursos por resultado no sólo irá enfocada a rebajar las malas notas en las aulas sino que los colegios también podrán acogerse a ella para alcanzar otras metas, como por ejemplo disminuir el consumo energético.
La lucha contra el fracaso escolar (que rondan el 39% en la Comunitat) es uno de los principales caballos de batalla sobre los que asienta la política educativa de esta legislatura. Císcar adelantó ayer que el plan de choque (que incluye estos contratos-programa) para combatirlo estará listo «en cinco o seis meses».
El plan contempla otras iniciativas, como una nueva ley para formar a los adultos, un proyecto de formación del profesorado y la realización, a partir de enero, de pruebas libres para obtener el título de Bachillerato. «Será un plan totalmente integral y abierto a las propuestas de la comunidad educativa», aseveró Císcar.
El conseller anunció estas medidas durante la rueda de prensa celebrada ayer con motivo del inicio del nuevo curso escolar, que arranca mañana con el mayor número de alumnos en la historia en la Comunitat. La cifra de matriculados asciende a 784.191, «lo que significa un incremento del 2,5% con respecto al año pasado», apuntó el titular de Educación, quien calificó esta vuelta a los estudios «como de absoluta normalidad».
Habrá 19.219 pupitres más ocupados en las clases valencianas. La mayoría de ellos se concentran en la FP. «Dada la situación económica y laboral actual, los jóvenes están optando por continuar mejorando su formación y estamos haciendo un esfuerzo inversor sin precedentes atender todas las necesidades», apuntó el conseller. Por tercer año consecutivo los alumnos de FP superan a los de Bachillerato.
Este crecimiento contrasta con la caída, también por tercer curso correlativo, de alumnos extranjeros. En concreto, el descenso será de 5.689 estudiantes inmigrantes.
El conseller lanzó otros datos, como que el año pasado se pusieron en marcha 26 nuevos centro, que este habrá 27 en ejecución y que el número de ordenadores por alumno ha crecido un 151% en siete años.
Pero el curso 2011/2012 no sólo estará marcado por las cifras. La Conselleria ultima un plan individualizado para acabar con las aulas provisionales. «A petición del propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en estos momentos las tres direcciones territoriales están elaborando un estudio de campo exhaustivo para conocer la realidad centro a centro y municipio a municipio para diseñar un plan individualizado para eliminar las aulas prefabricadas», aseveró Císcar.
La solución «no tiene por qué ser la misma para todas las localidades. Hay que ver las necesidades e infraestructuras de cada población», añadió el conseller.
Una de las soluciones puede ser la puesta en funcionamiento de los Centros de Iniciativa Social (CIS), en la que ya trabaja la Conselleria «para satisfacer la demanda educativa, garantizando así el derecho a la libre elección de centro», apuntó el titular de la cartera.
Císcar concretó que actualmente en la Comunitat existe un «desequilibrio» entre los públicos y los concertados, representando estos últimos sólo el 33% del total. Este porcentaje contrasta, por ejemplo con el 50% del País Vasco. Y aunque la intención del conseller no es llegar a esas cifras, sí pretende «que este desequilibrio se desacelere». Y es que este año, «más de 6.000 alumnos se han quedado sin poder acceder a un concertado», apuntó.
Císcar ya anunció en julio que los cinco primeros colegios concertados que se levantarán en suelo público empezarán a dar clase en 2013. Ayer el conseller reconoció que le gustaría que la cifra de CIS se incrementara. «Si se ponen en marcha 10, mejor que cinco», apuntó. Eso sí, dejó claro que estos centros sólo se levantarán en las poblaciones «donde realmente haya necesidades de incrementar las plazas escolares».

Publicado el 7 septiembre 2011 en General y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: