Archivos diarios: 17 octubre 2010

DESARROLLAR UNA BUENA RELACIÓN PROFESOR-ESTUDIANTE

Desarrollar una buena relación profesor-estudiante

Todos tenemos nuestros profesores favoritos, los que nos parece que se interesan de verdad por nosotros y nos tratan como seres inteligentes. ¿Pero qué pasa con los profesores que no conocemos tanto (o que no nos gustan mucho)?

Puedes hacer muchas cosas para mantener una buena relación con tus profesores. En primer lugar, lo más obvio: llegar a clase puntualmente y con todas las tareas terminadas. Estar atento, ser respetuoso y hacer preguntas.

Muestra interés por el tema. Obviamente, a tus profesores les interesa la asignatura que explican, o no habrían decidido enseñar esa asignatura. Si demuestras a tu profesor tu interés —a pesar de que no seas un genio en matemáticas o de que no hables francés con soltura— le transmites que eres un estudiante con interés.

También puedes pedir tener una entrevista personal con un profesor en las horas libres. En estas entrevistas puedes pedir que te explique algo que no entiendas, hacer preguntas, averiguar sobre las salidas profesionales relacionadas con esta materia o hablar de tu evolución en clase. Te sorprenderá comprobar que tu profesor está algo más relajado cuando hablas con él personalmente que cuando está enseñando ante la clase entera.

Sin embargo, es posible esforzarse de un modo equivocado. Éstas son algunas cosas que deberías evitar cuando intentes establecer una relación con tu profesor:

  • No ser sincero. Los profesores se dan cuenta de cuándo tu única motivación es obtener un trato especial, una referencia para la universidad o una recomendación para un trabajo.
  • Intentar convertirte en el enchufado del profe. Tu comportamiento puede verse como falso y tus compañeros de clase pueden empezar a sentirse molestos contigo.

      Fuente: .kidshealth.org › TeensPara adolescentes